<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-PGDTFL" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

Blog Inversión Fácil

¿Cómo debe ser el contrato entre un inversionista y un corredor?

3-¿Cómo debe ser el contrato entre un inversionista y un corredor de propiedades_ 0D (1).png
  
Publicado el 22 febrero 2018

A la hora de arrendar una propiedad, conviene contar con la asesoría de un corredor de propiedades para definir la elaboración de un contrato de corretaje adecuado. Para esto, es aconsejable contar con una idea precisa de los puntos básicos que se deben incluir en este tipo de contrato entre un inversionista y un corredor,  para así no sufrir problemas a futuro.

Aspectos básicos

La presencia del corredor de propiedades es necesaria, ya que se trata de un contrato bilateral que controla su acción como mediador en el negocio. Es por ello que aquella mediación debe aparecer perfectamente reflejada, así como la remuneración exigida por su parte, y a la que estarás obligado. Igualmente, como propietario deberías indicar de forma explícita los servicios a los que tienes derecho en virtud del contrato de corretaje.

Debido a que la legislación actual no dice mucho al respecto de la actividad del corredor de propiedades, es la jurisprudencia la que define el contrato de corretaje, equiparándolo a un contrato comercial consensuado en el que debe señalarse, como mínimo, si se le ofrece la exclusividad al corredor.

Qué cosas no debes omitir

Si estás pensando en arrendar tu propiedad, esto quiere decir que solo el corredor con el que pactes el contrato puede hacerlo. Esto es importante, ya que podrías firmar un contrato de no exclusividad, permitiendo la intervención de varios corredores. Eso sí, en esta situación, todos los corredores que intervengan en el negocio tendrán derecho a cobrar, así que deberías tenerlo en cuenta cuando elabores el documento.

Así mismo, deberías incluir puntos que te protejan jurídicamente, como, por ejemplo:

  • Identificación del inmueble
  • Valor del monto mensual del arriendo
  • Comisión pactada y forma de pago
  • Existencia o no de exclusividad
  • Permiso/obligación de publicación del bien raíz en medio idóneo para promover el arriendo
  • Rendición de cuentas

En este sentido, los costos deben quedar bien definidos (con especial atención a qué parte se encargará de cubrirlos), así como la pertinencia o no de una comisión que el corredor percibiría en caso de no consumarse el contrato por incumplimiento. Este detalle es relevante, ya que, en caso de incluir la comisión, habría que determinar si procedería algún tipo de multa aplicable al propietario por no pagarla.

Nuevo llamado a la acción

Los más leídos de la semana

Las 8 mejores app para controlar tus finanzas personales
Por Dominique Oyarce
¿Cuándo y cómo reajustar el precio de arriendo de una propiedad?
Por Cristian Lecaros
Ranking de las mejores comunas del Gran Santiago para invertir y vivir
Por Noemi Nuñez

Deja un comentario