Blog Inversión Fácil

Educación Financiera |

LÉELO EN 3 MIN.

Cómo modificar un contrato de arriendo para tu propiedad

1-Oct-14-2020-02-32-50-90-PM
  
Publicado el 14 octubre 2020

Un contrato de arriendo es un acuerdo que surge cuando un arrendador (dueño de la propiedad) cede la posesión del inmueble a un arrendatario (persona que recibe la propiedad en calidad de alquiler).

Lo primero que debemos saber es que se trata de un acuerdo consensuado y, una vez que tenemos un contrato formal, no podemos modificarlo de forma unilateral, es decir, por la voluntad de una sola persona.

Segundo, aunque la legislación chilena no lo exige, es importante que optemos por un contrato escrito. Así tenemos un respaldo en caso de que surja un conflicto. 

¿Cómo puedo modificar un contrato de arriendo?

El contrato en sí no podemos modificarlo, pues se mantendrá tal y como fue creado en el primer momento. Si llegamos a un nuevo acuerdo con el arrendatario, el procedimiento sería generar un anexo de contrato de arriendo.

Debemos recordar que, como el acuerdo es consensuado, primero debemos sugerir la modificación al arrendatario y esperar a que la acepte o la rechace. 

En este caso, pueden surgir tres escenarios:

  1. Acepta la modificación: continuamos la relación sin ningún problema.
  2. Propone un acuerdo distinto, pero factible para ambos: continuamos la relación.
  3. Rechaza la modificación de manera rotunda: podemos dar por terminado el contrato de arriendo y solicitar la restitución de la propiedad. Por supuesto, respetando el protocolo y los plazos establecidos por la Ley de Arriendo (desahucio del contrato en el caso de que tenga carácter indefinido).

¿Qué cláusulas se pueden modificar con el anexo de contrato de arriendo?

Antes de entrar en detalles sobre lo que se puede modificar con el anexo de contrato arriendo, primero hay que echar un vistazo a cuáles son las cláusulas habituales en un contrato:

  • Duración del contrato.
  • Plazos de pago.
  • Canon de arrendamiento con el monto en pesos o UF.
  • Gastos que corren por cuenta del arrendatario, normalmente, los de condominio y servicios básicos (agua, electricidad, Internet, gas, etc.).
  • Intereses y multa en caso de mora.
  • Entrega y restitución del inmueble.
  • Fin que tendrá la propiedad (vivienda, uso comercial, etc.).
  • Terminación anticipada del contrato en caso de incumplimientos.
  • Obligación de mantener el inmueble en buen estado.

Entonces, viene la pregunta: ¿qué cláusulas puedo modificar? La gran mayoría, excepto las que corresponden al pago de servicios -luz, agua, gas-, gastos comunes e intereses por mora, entre otras.

Ahora bien, podemos modificar cláusulas del contrato de arriendo, siempre y cuando, ambas partes estén de acuerdo.

Lo más común es que queramos modificar el canon de la renta, la duración del contrato o los plazos de pago.

Formato anexo contrato de arriendo: qué debe llevar

Como ya sabes, para formalizar una modificación será necesario que generemos un anexo de contrato arriendo. En el documento se deben indicar los datos personales tanto del arrendador como del arrendatario, y el lugar y fecha en que se está llevando a cabo el acuerdo.

Luego, se detallan los antecedentes, el objeto del anexo, y se finaliza con el otorgamiento. Es importante que se generen dos ejemplares y ambos sean firmados y conservados por los participantes.

Ahora que conocemos cómo es un formato anexo contrato de arriendo, no dudemos en implementarlo si lo que buscamos es modificar algún término. 

En conclusión, la mayoría de las cláusulas pueden modificarse siempre que ambas partes estén de acuerdo. No olvidemos que es importante solicitar la ayuda de profesionales para que nos guíen por el mejor camino.

Los más leídos de la semana

Las 8 mejores app para controlar tus finanzas personales
Por Equipo Inversión Fácil
¿Qué pasa si desisto de una promesa de compraventa?
Por Dominique Oyarce
¿Cuándo y cómo reajustar el precio de arriendo de una propiedad?
Por Cristian Lecaros

Deja un comentario