<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-PGDTFL" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

¡Bienvenido a nuestro blog!


El éxito de todo inversionista se basa en una buena educación financiera, y es por esto que hemos preparado para ti diversos materiales, tanto escritos como audiovisuales, que sin duda te aclararán muchas dudas sobre el mercado inmobiliario para que puedas invertir de manera inteligente.

4 consejos para escoger a un buen corredor de propiedades

Dominique Oyarce el 02 febrero 2018
4 consejos para escoger a un buen corredor de propiedades.png

El rubro inmobiliario es altamente competitivo, y las cifras de GFK Adimark que hablan de cerca de 43.000 propiedades nuevas en ventas solo en la ciudad de Santiago son solo una muestra de esto. Conociendo este hecho, no se corren riesgos al afirmar que buscar la asesoría de un asesor inmobiliario es la mejor opción para quienes pretendan intervenir en este mercado. En esa línea, buscar un corredor de propiedades con las competencias y cualidades ideales es un aspecto indispensable para llevar bien el proceso de compraventa o arriendo de un bien raíz. Conoce aquí cómo reconocer a un buen corredor de propiedades.

Debe tener conocimientos sobre el mercado

Identificar el precio correcto de una propiedad es fundamental para obtener una transacción rápida y beneficiosa para todas las partes. Si bien se requieren cursos de capacitación especiales, todo buen corredor de propiedades tiene conocimientos sobre tasación, valores y movimientos del mercado de bienes raíces.

Debe adaptarse a las necesidades del cliente

Saber escuchar e identificar las preferencias y necesidades de sus asesorados es un aspecto que todo corredor debe desarrollar. Contratar a un corredor para la administración del proceso de compra, venta o arriendo facilita las gestiones, ya que se establecen objetivos claros que hacen que el profesional sea capaz de identificar el interés de sus clientes.

Debe conocer la legislación

Saber qué trámites realizar para facilitarte el proceso de compra, venta o arriendo, confeccionar los contratos necesarios y realizar tratativas con los bancos e instituciones involucradas son algunas de las funciones principales de un corredor, y elegir uno que no esté capacitado en estas áreas puede generar graves problemas.

Debe ser proactivo y accesible

Contratar a un corredor que se contacte contigo para mostrarte opciones, avances y actualizaciones es importante para acelerar las transacciones. El estar en constante contacto con sus clientes, respondiendo a sus dudas y solucionando sus problemas, es un rasgo deseable para de un corredor.En un mercado tan dinámico como el de propiedades, elegir a un buen corredor de propiedades puede ser una gran ventaja. Ahora, ya sabes en qué fijarte.

Nuevo llamado a la acción

post anterior Post Anterior