<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-PGDTFL" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

¡Bienvenido a nuestro blog!


El éxito de todo inversionista se basa en una buena educación financiera, y es por esto que hemos preparado para ti diversos materiales, tanto escritos como audiovisuales, que sin duda te aclararán muchas dudas sobre el mercado inmobiliario para que puedas invertir de manera inteligente.

¿Tienes una personalidad emprendedora? Descúbrelo aquí

Noemi Nuñez el 23 mayo 2017

¿Qué se necesita para emprender? Algunos dirán que coraje, otros que determinación. Las personas con espíritu emprendedor suelen reunir, entre muchas otras, algunas características que los impulsan a desarrollar sus ideas y proyectos contra viento y marea. Es por eso que te presentamos algunos rasgos claves de la personalidad emprendedora. Lo bueno de estas es que, si no las tienes, perfectamente puedes cultivarlas para así comenzar con buen pie tu camino hacia el emprendimiento.

Son inconformistas

Es difícil encontrar a alguien con personalidad emprendedora que se conforme con su sueldo, con completar una sola etapa de estudios superiores, o incluso con las labores diarias en su oficina. De hecho, querer siempre más es fundamental para llevar un emprendimiento a buen puerto. ¿Cómo fortalecer esta cualidad? Trata de mejorar cada día y procura salir de tu zona de confort. De esta manera, sabrás enfrentarte a nuevos desafíos y adquirirás las herramientas para superarlos.

Son innovadores

Los emprendedores suelen apostar por nuevas formas de hacer las cosas, porque se proyectan a futuro y comprenden la rapidez con la que evoluciona el mercado. Quien tenga una personalidad emprendedora es capaz de reconocer qué acciones tomar hoy para obtener frutos mañana, y no tiene miedo de intentarlo. Tú también puedes desarrollar esta cualidad, simplemente, haciendo las cosas de manera diferente, desde el hecho de prepararte un café hasta cómo enfrentas ante nuevas oportunidades laborales.

Son perseverantes

Las personas con personalidad emprendedora comprenden que, si se cierra una puerta, se abren otras. La competencia no las abruma, sino que las motiva para encontrar formas más originales de abordar proyectos y ofrecer algún producto o servicio. ¿Cómo desarrollar esta cualidad? Simplemente no tires la toalla ante un fracaso. Insistir, persistir y alcanzar son tres palabras que definen a las personas emprendedoras.

Sin importar si estás trabajando para alguien más, en casa cuidando de tus hijos o buscando el negocio perfecto para invertir, seguramente eres capaz de cosechar tu personalidad emprendedora y apostar por ese proyecto que tienes en mente. ¿Invertir en algún bien raíz? ¿Iniciar tu propia línea de postres? El proyecto es lo de menos, si tu actitud es la adecuada, podrás llevar a buen puerto lo que tengas en mente.

Están dispuestos a asumir riesgos

Las personalidades emprendedoras saben que la posibilidad de fracasar es real, pero dentro de su ADN, la emoción de que le vaya a ir bien logra ser muy superior al temor de perder, siendo una característica muy importante de ellos. La mayoría de las personas buscan seguridad, pero un emprendedor busca libertad y marcar una diferencia en su generación.

Son resilientes

Las personalidades emprendedoras están más dispuestas a soportar críticas desde su entorno familiar más cercano y soportar adversidades como comentarios del estilo: “esto no es posible de hacer acá”, “vas a fracasar”, “nadie lo ha podido hacer hasta ahora”, etc. A pesar de ello siguen adelante con sus objetivos hasta cumplirlos.

Son visionarios

Los emprendedores son tipos de personas que, cuando otros dicen que mal están las cosas en una cierta área de la sociedad, ellos dicen porque no podemos cambiarlas y mejorarlas.

 

Preventa Exclusiva

post anterior Post Anterior