<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-PGDTFL" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

¡Bienvenido a nuestro blog!


El éxito de todo inversionista se basa en una buena educación financiera, y es por esto que hemos preparado para ti diversos materiales, tanto escritos como audiovisuales, que sin duda te aclararán muchas dudas sobre el mercado inmobiliario para que puedas invertir de manera inteligente.

¿Qué es un refinanciamiento hipotecario y en qué me beneficia?

Dominique Oyarce el 07 marzo 2018
Artículo nº1 IF- Beneficios de invertir en propiedades .png

Una de las mejores opciones que tienen las personas para adquirir su primera vivienda, o incluso propiedades de inversión, es a través de créditos hipotecarios que puedan ser pagados durante 20 o 30 años. Sin embargo, esto en oportunidades se complica, considerando que no son las únicas responsabilidades o compromisos que las personas adquieren con el pasar del tiempo.

Los créditos hipotecarios otorgados por una entidad bancaria le permiten al solicitante comprar propiedades nuevas o usadas, lo que significa una responsabilidad que adquiere durante un tiempo considerable, en el que este se compromete a pagar cuotas acordadas, según su capacidad monetaria y las tasas de interés que ofrece el banco.

Ahora bien, muchos factores pueden influir para imposibilitar el pago oportuno de esas cuotas, hasta llegar al punto de necesitar, en algunos casos, un refinanciamiento de esta deuda.

Así pues, un refinanciamiento hipotecario es un nuevo crédito, con nuevas condiciones, que permiten prepagar el crédito anterior. Es decir, modificar la estructura y las condiciones de pago del deudor para adaptarlas a sus necesidades actuales.

Beneficios de un refinanciamiento hipotecario

1. Actualmente, el mercado está en una de las menores tasas de los últimos 13 años, según Cristian Lecaros, CEO de Inversión Fácil; lo que representa que un refinanciemiento pueda ser una oportunidad para ahorrar dinero.

2- Ajustar el plazo del crédito hipotecario, tanto para reducir como para incrementarlo. Por ejemplo, si una persona solicita un crédito de un millón de pesos a 20 años, podría pagar ese mismo millón de pesos a 15 años, obteniendo de esa manera un ahorro de 5 años.

3- Poder reducir la tasa de interés. Por ejemplo, con el ahorro que se crea en esta reducción, la persona podría levantar capital con una propiedad.

4- También, puede cambiar su tasa de interés variable por una fija y mejorar la tasa de interés variable, agregando términos y plazos favorables.

5- A pesar de volver a incurrir en diferentes gastos, se ahorra el pago del costo del impuesto, porque a pesar que es un nuevo crédito, existe una continuidad.

Cabe destacar, que para los bancos no existe un incentivo propio para realizar un refinanciamiento, ya que para la entidad es volver a dar crédito a uno que ya está cautivo.

Por último, no olvides que lo ideal es contar con un asesor inmobiliario que te oriente, para minimizar los problemas que puedan presentarse en el camino y así puedas ordenar tus finanzas de forma correcta.

Nuevo llamado a la acción

post anterior Post Anterior