<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-PGDTFL" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

¡Bienvenido a nuestro blog!


El éxito de todo inversionista se basa en una buena educación financiera, y es por esto que hemos preparado para ti diversos materiales, tanto escritos como audiovisuales, que sin duda te aclararán muchas dudas sobre el mercado inmobiliario para que puedas invertir de manera inteligente.

¿Por qué es preferible arrendar con corredores y no con el dueño?

Cristian Lecaros el 14 febrero 2018
¿Por qué es preferible arrendar por medio de corredores y no con el dueño_.png

Teniendo en cuenta la buena situación económica del país y el crecimiento del mercado inmobiliario, invertir en bienes raíces es una buena alternativa. En los últimos años la tendencia de comprar en verde ha aumentado significativamente, por lo que resulta competitivo comprar inmuebles en construcción o de segunda mano para obtener beneficios al arrendarlos. Eso sí, conviene arrendar con corredores para evitar problemas futuros.

Profesionaliza la gestión

Por ahorrar en comisiones, como propietario puedes terminar pasando malas experiencias por motivos legales. El conocimiento de la legislación y del mercado es determinante para que todo salga bien. Por eso, siempre deberías contar con la orientación de un profesional experto y calificado. Un corredor de propiedades te ayudará a arrendar tu inmueble con garantías, aportando un contrato equilibrado y demás documentos legales necesarios.

Solo contando con esa seguridad, merece la pena arrendar por medio de corredores que te harán la vida más fácil, sobre todo si contratas otros servicios que suelen poner a disposición de sus clientes, como la promoción del inmueble en internet, la elaboración de todo tipo de documentos legales, la realización de inventarios, trámites, ajustar cuentas o la atención a los potenciales inquilinos.

Es más, los corredores están preparados incluso para gestionar la propiedad, atendiendo directamente a los clientes finales que firmen el contrato de alquiler. Esto significa que, como arrendador, evitas las molestias asociadas a la administración del inmueble (incluyendo el cobro del alquiler) y la respuesta a las necesidades de los inquilinos. Esta opción es de lo más recomendable, ya que dejas en manos de un profesional cualquier problema que pudiera tener repercusiones mayores, tanto legales como económicas.

La última ventaja, aunque no lo parezca, es el costo de estos servicios, ya que en muchos casos se incluyen dentro de la tasa requerida por el corredor. Normalmente, cobran un mes de arriendo que, más que renta perdida, hay que considerarla como parte de la inversión.

Nuevo llamado a la acción

post anterior Post Anterior