<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-PGDTFL" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

¡Bienvenido a nuestro blog!


El éxito de todo inversionista se basa en una buena educación financiera, y es por esto que hemos preparado para ti diversos materiales, tanto escritos como audiovisuales, que sin duda te aclararán muchas dudas sobre el mercado inmobiliario para que puedas invertir de manera inteligente.

IFNB: financiamiento no bancario

Dominique Oyarce el 23 octubre 2017
financiamiento no bancario

costa_Blog_IF_Hub.jpg

Se trata de los Intermediarios Financieros No Bancarios (IFNB), que se han constituido en alternativas al financiamiento vía créditos. Especialmente en tiempos de bajo crecimiento.

De acuerdo a la última Encuesta de Créditos Bancarios del Banco Central, publicada esta semana, un 23% de los bancos señaló, durante el tercer trimestre de este año, haber adoptado condiciones más restrictivas para otorgar préstamos a pymes. Siendo este un hecho relativamente normal en momentos de baja actividad económica, una de sus consecuencias es el mayor desarrollo de los llamados IFNB (Intermediarios Financieros No Bancarios), o sea, entidades que ofrecen financiamiento formal y que no se ajusta al formato del típico crédito comercial (financiamiento no bancario).

Dentro de las entidades que pueden considerarse IFNB están las que ofrecen factoring, leasing, cajas de compensación, cooperativas y entidades de microfinanzas. ¿Cuáles son sus características y cuándo conviene ocupar sus servicios? Es la pregunta que responden actores de estas industrias.

Factoring y leasing

Si una empresa tiene una factura por cobrar a 60 días, pero necesita el dinero de inmediato (para pagar sueldos, cotizaciones, etc.), puede optar por "ceder" el documento a una entidad financiera, que le pagará un porcentaje (por ejemplo, un 90%) del monto comprometido de inmediato. Cuando pasen los 60 días, será la entidad financiera la que cobrará el 100% de la factura original al proveedor, consistiendo el diferencial su ganancia.

A esta vía de financiamiento se le conoce como factoring y es utilizada principalmente por pymes que requieren de liquidez inmediata. Ignacio Prado, presidente de la Asociación Chilena de Empresas de Factoring (Achef), destaca otras ventajas del producto, como la rapidez, la reducción de costos para las empresas y la no generación de deudas para el empresario. "El factoring compra las facturas, a diferencia de lo que realizan los bancos otorgando préstamos. Da la liquidez de forma inmediata y, lo más importante, es que no constituye crédito y, además, no se informa deuda en el sistema financiero", indica Prado.

Agrega que las pymes siguen siendo uno de los principales usuarios del factoring, representando un 60% (en cantidad de clientes).

Otra forma de obtener financiamiento o acceso a bienes de capital que no pueden pagarse en el momento es la modalidad de leasing o arriendo. Aldo Massardo, presidente de la Asociación Chilena de Leasing (Achel), explica que se trata de un instrumento financiero que consiste en un contrato de arriendo, a un plazo previamente pactado por ambas partes (cliente y empresa de leasing), en el cual el arrendatario cancela cuotas mensuales de arriendo a la empresa que le otorgó el leasing, lo que le da derecho a utilizar el bien.

Al momento de finalizar el contrato -y lo que constituye la característica principal del leasing financiero-, el arrendatario puede optar por adquirir el bien, cancelando una cuota final, que es la de opción de compra del bien arrendado.

"Las que más utilizan el leasing son empresas que quieren adquirir bienes raíces, contratistas ligadas a la minería y construcción, como también empresas de transporte privado de pasajeros que trasladan a los trabajadores a sus faenas de trabajo", asegura Massardo, quien agrega que las pymes siguen siendo uno de los principales usuarios del leasing (un 65% aproximadamente en cantidad de clientes).

Para Cristián Lecaros, CEO de Inversión Fácil, el leasing "se hace cuando uno está muy complicado de caja y en vez de comprar el bien, se arrienda. En vez de desembolsar $ 10 millones, se desembolsan cuotas mensuales de $ 300.000, por ejemplo". También existe la modalidad, leaseback, en la que la empresa vende un producto de su propiedad al leasing y este se lo "arrienda" a cambio en una operación de leasing normal.

"Adicionalmente, la figura de leasing con opción de compra mantiene las mismas condiciones tributarias que un arriendo simple", agrega Ramiro Figueroa Araya, head of real estate investment de Chilena Consolidada-Zurich Chile.

Apoyo de Corfo

En septiembre, la Corfo presentó el programa de créditos Corfo Mipyme, que busca impulsar a las empresas de menor tamaño a acceder, mediante IFNB a una oferta de créditos, leasing y factoring, con el objeto de financiar capital de trabajo, compra de activos e inversiones a mediano y largo plazo.

Hasta el momento, la entidad ha aprobado recursos por $10.700 millones para que entidades de este tipo comiencen a operar con créditos o financiamiento para cubrir las necesidades de estas empresas. El programa cuenta con el apoyo del Banco Interamericano del Desarrollo (BID).

Fuente: La Tercera, domingo 22 de octubre 2017.

Nuevo llamado a la acción

post anterior Post Anterior