<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-PGDTFL" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

¡Bienvenido a nuestro blog!


El éxito de todo inversionista se basa en una buena educación financiera, y es por esto que hemos preparado para ti diversos materiales, tanto escritos como audiovisuales, que sin duda te aclararán muchas dudas sobre el mercado inmobiliario para que puedas invertir de manera inteligente.

¿Es recomendable invertir en una propiedad que ya está terminada?

Cristian Lecaros el 09 agosto 2018
¿Es rentable invertir en un departamento terminado?.png

La inversión inmobiliaria ha tenido un auge significativo en Chile y sobretodo en la ciudad capital en los últimos años. Las cifras actuales indican que, por cuarto semestre consecutivo, hay una tendencia al alza de precios en el mercado inmobiliario, pues la demanda ha ido en constante crecimiento sobre todo en el último trimestre de 2018, que “sólo ha sido superado en los últimos años por el 2015 cuando hubo el boom de propiedades sin IVA”, según el “Informe Trimestral del Mercado de Viviendas” realizado por el área de Research de Mercado Libre Clasificados Latam en base al análisis de más de 3 millones de avisos en venta y arriendo publicadas en el sitio portalinmobiliario.com. 

Considerando lo anterior, está claro que invertir en una propiedad para arrendarla y generar ingresos es una opción viable en la actualidad. Ahora bien, existe la posibilidad de adquirir un inmueble de inversión desde el momento en que está apenas comenzando el proyecto (cuando sólo son planos), hasta que la construcción se encuentra totalmente finalizada, habitable y disponible para su arriendo inmediato.

Una propiedad que ya está terminada y lista para estrenar genera confianza y seguridad, pues no hay lugar para falsas expectativas, sino que ya son tangibles los resultados. Además, se puede estimar, en una primera instancia, que el retorno de la inversión se dará en un tiempo menor, puesto que de inmediato está disponible la oportunidad de arrendar y comenzar a percibir ingresos.

No obstante, no es la opción más indicada para inversionistas, pues al ser la última fase del proyecto inmobiliario, son escasas las oportunidades de optar por ahorros significativos y las posibilidades de porcentajes de descuento disminuyen.

En contraste con esta etapa, cuando una propiedad se encuentra en preventa (la cual es la primera fase del proyecto inmobiliario), se pueden acceder a atractivos precios, logrando ahorrar hasta 35% del monto valorado en el mercado. Pese a que en esta etapa hay mucha incertidumbre ya que solo están los planos del futuro proyecto y no se poseen ni los permisos de la municipalidad, sí existen garantías para el inversionista, pues la empresa responsable debe poner a disposición del mismo, un seguro que garantice la devolución del dinero en caso de que la obra no se lleve a cabo por cualquier motivo. En este sentido, es recomendable que los futuros compradores exijan una copia de la póliza debidamente notariada.

En general, si se tiene la visión de comprar propiedades para invertir y generar ganancias a largo plazo, pensando en optimizar la calidad de vida en el futuro y de forma permanente, lo más adecuado es adquirir el inmueble en una de las etapas más tempranas del proyecto. Mientras más avanzada esté la obra al momento de hacer la negociación, menos rentable será, pues el precio aumentará según el progreso de la misma y las modalidades de pago serán menos flexibles.

Nuevo llamado a la acción

post anterior Post Anterior