<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-PGDTFL" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

¡Bienvenido a nuestro blog!


El éxito de todo inversionista se basa en una buena educación financiera, y es por esto que hemos preparado para ti diversos materiales, tanto escritos como audiovisuales, que sin duda te aclararán muchas dudas sobre el mercado inmobiliario para que puedas invertir de manera inteligente.

¿Es posible refinanciar mis deudas?

Dominique Oyarce el 24 marzo 2018
¿Es posible refinanciar mis deudas_.png

“¿Refinanciar mis deudas o no?”. Frecuentemente, cientos de chilenos se realizan está pregunta, cuando el sueldo no cubre con todos sus gastos prioritarios, ni mucho menos para pagar los créditos adquiridos.

Asimismo, es importante aclarar, que el refinanciamiento se trata de “modificar las condiciones actuales de tu crédito de acuerdo a tus necesidades, para acceder a mejores costos financieros, ya sea acortando los plazos o cuotas mensuales, por ejemplo de 20 a 15 años, lo que podría aumentar o no el valor del dividendo, todo dependerá de la tasa que consigas; o reducir el dividendo pero extendiendo los años”, según lo explica Cristian Lecaros, CEO de Inversión Fácil.

¿Cuándo hacer un refinanciamiento?

Antes de pensar en hacer un refinanciamiento de algún crédito, deberías estar seguro si es el momento indicado y si es lo que más te conviene, para no terminar pagando mucho más de la cuenta.

En por eso, que las siguientes interrogantes, te indicarán si es necesario un refinanciamiento de tu crédito:

  1. ¿El valor de las cuotas representan más de un 40% de tu ingresos?

  2. ¿Qué tan atrasados tengo los pagos?

  3. ¿Tienes todas tus tarjetas sobregiradas?

Manera correcta de refinanciar una deuda

Una vez que estés seguro que la solución para poder estar cómodo económicamente es un refinanciamiento, es importante que tomes en cuenta tres factores determinantes para saber cuál es la manera correcta de refinanciar una deuda.

1. El Monto del préstamo.

2. La Tasa de interés.

3. El Plazo restante.

Por ejemplo, si piensas hacer un refinanciamiento hipotecario debes saber que estás adquiriendo un nuevo crédito, por lo tanto, tendrás que realizar nuevamente el proceso de cotización en varios bancos, y estudiar tus mejores posibilidades, para evitar que en vez de ser un ahorro, se convierta en un nuevo problema.

 Nuevo llamado a la acción

post anterior Post Anterior