<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-PGDTFL" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

¡Bienvenido a nuestro blog!


El éxito de todo inversionista se basa en una buena educación financiera, y es por esto que hemos preparado para ti diversos materiales, tanto escritos como audiovisuales, que sin duda te aclararán muchas dudas sobre el mercado inmobiliario para que puedas invertir de manera inteligente.

Créditos hipotecarios: guía para inversionistas

Equipo Inversión Fácil el 30 octubre 2018
Creditos hipotecarios- guia para inversionistas

Un recurso fundamental cuando una persona toma la gran decisión de invertir en propiedades para arrendar, es precisamente el crédito hipotecario, debido a que, aunque el inversionista posea un gran capital que le permitiría cancelar al contado una propiedad ¿para qué aportar un 100% si tiene la posibilidad de comprarla dando solo el 20% de su valor? Y, mejor aún, que el restante lo pague un arrendatario al banco.  

Es por esto que es conveniente que el inversionista conozca todos los elementos que inciden en la obtención de este préstamo. 

En primer lugar, muchos piensan que solo los bancos otorgan este tipo de créditos. Sin embargo, es bueno informar que también existen otras entidades financieras como las mutuarias, las cuales son firmas relacionadas a una compañía de seguros. En este caso “la compañía de seguros le pasa el dinero de las rentas vitalicias a las mutuarias, ellas lo prestan como crédito hipotecario, y luego el dividendo que se paga mes a mes se traspasa a la persona que adquirió la renta vitalicia”, así lo afirma el portal de la Feria de la Vivienda. 

Al igual que las entidades bancarias, otorgan solo un porcentaje del valor de la propiedad y tienen costos asociados. Por su poca popularidad, poseen menos prestigio que los bancos. 

En ambas entidades los requisitos para obtener un crédito hipotecario son bastante similares: el individuo debe ser mayor de edad, poseer un ingreso mensual adecuado (generalmente se pide que la cuota a pagar del crédito no supere el 40% de su entrada neta mensual). Así mismo, lo ideal es que posea estabilidad y antigüedad en su trabajo actual. Es determinante en la evaluación que la persona no esté en Dicom y que su historial crediticio sea intachable. Además, debe contar con un capital inicial de, al menos, el 20% del valor de la propiedad. 

Otros elementos importantes a considerar 

Gastos operacionales: son todos los costos asociados que se generan administrativamente para la asignación de un crédito y corren por cuenta del inversionista. Estos suelen ser distintos por cada entidad, por lo que es conveniente que el inversionista los evalúe para tomar una decisión. Cabe destacar que luego de firmar el crédito (puede ser a los pocos meses de este) el inversionista tiene la opción de pedir al banco la liquidación de estos costos y, de llegar a haber una diferencia a favor, la entidad está en la obligación de devolver ese saldo al individuo. 

Tasas de interés: pueden ser fijas (se establece el porcentaje al inicio y no se modifica), variables (pueden aumentar o disminuir en el tiempo, según lo establecido al inicio) o mixtas (la combinación de las anteriores). Estas tasas son importantes ya que representan un porcentaje que se estará pagando durante muchos años y la elección dependerá de la situación actual de cada inversionista. 

Asesoría durante el trámite: es fundamental que si el inversionista no cuenta con experiencia en el área, adquiera los servicios de empresas asesoras que puedan resguardar sus intereses, orientarle y brindarle compañía en el proceso. 

Es importante que, a la obtención de este tipo de créditos, se le dé la importancia que merece y, de esa forma, poder alcanzar el tan anhelado éxito en la inversión inmobiliaria. 

Nuevo llamado a la acción

post anterior Post Anterior