<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-PGDTFL" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

¡Bienvenido a nuestro blog!


El éxito de todo inversionista se basa en una buena educación financiera, y es por esto que hemos preparado para ti diversos materiales, tanto escritos como audiovisuales, que sin duda te aclararán muchas dudas sobre el mercado inmobiliario para que puedas invertir de manera inteligente.

Consejos para evitar el endeudamiento y que no sea una esclavitud

Cristian Lecaros el 15 marzo 2018
Consejos para evitar que el endeudamiento sea una esclavitud .png

El actor estadunidense, Will Smith dijo una vez que “muchas personas gastan dinero que no han ganado, para comprar cosas que no quieren, para impresionar a personas que no les agradan”, lo que significa que un endeudamiento puede convertirse en una esclavitud financiera, sólo por el hecho de no tener una sana administración del dinero.

Hoy en día, las exigencias sociales son cada vez más altas, la mayoría de las personas recurren a créditos para alcanzar el estilo de vida que creen que necesitan, pero que posiblemente no puedan sostener en el tiempo y es por eso que ocurre el endeudamiento.

Asimismo, puede que el dinero no defina tu esencia, ni se manifieste en tus valores morales, pero una sana administración financiera reflejará una actitud responsable y siempre hablará bien de ti.

Si deseas evitar que el endeudamiento sea una esclavitud, estos 5 consejos te serán de mucha ayuda.

1. Hay que tener un presupuesto para todo

La planificación y el presupuesto te ayuda a saber qué y cómo gastas tus ingresos, y te beneficiará en los siguientes aspectos:

Si tu plan es ahorrar, puedes ver dónde consumes mayor cantidad de dinero, de manera que puedas recortar esos gastos.

Evitarás tener consumos innecesarios.
Te ayudará a financiar mejor alguna deuda que hayas adquirido.

2. Elegir deudas buenas

Es importante que sepas que no todas las deudas son malas, por ejemplo, una duda buena podría ser un crédito hipotecario o un crédito para la educación, porque a medida que pase el tiempo, aumentarán su valor en el tiempo, y se convertirán en activos que mejorarán tus condiciones actuales.

3. No uses tu tarjeta de crédito para gastos pequeños

Al momento de hacer una compra con tu tarjeta de crédito puedes realizarte la siguiente pregunta: ¿estoy comprometiendo mis ingresos futuros? Responde esta pregunta y de esta manera sabrás si realmente es necesario o no utilizarla.

4. Date caprichos que puedas financiar con ahorros

No está mal pensar en tener unas vacaciones en familia, la cartera de la nueva colección del diseñador que tanto te gusta, el auto del año que siempre has soñado, o todo eso que quizás puede que parezcan “caprichos”, pero que de alguna manera traerán felicidad a tu vida o la de tu familia. Para eso, es recomendable que comiences un plan de ahorro que pueda financiarlos, de manera que evites recurrir a un crédito innecesario, que concluya en pagar 3 veces su valor.

5. Sé responsable con tus finanzas

En una parábola de La Biblia, en 2 de corintios 9 dice que: “El que siembra poco, cosecha poco, el que siempre mucho, cosecha mucho”; es por eso que para que tengas una buena estabilidad financiera, inviertas tu dinero con el fin de hacerlo crecer, lograr tener beneficios tanto personales como para tu familia y evitar el endeudamiento. Nuevo llamado a la acción

post anterior Post Anterior